¿Sientes dolor y necesitas alivio? Ponte en contacto con nosotros.

Blog

Artrosis Medicina Regenerativa

Células Madre en Rodilla ¿Funciona de verdad?

Células Madre en Rodilla ¿Funciona de verdad?

El tratamiento con células madre para tratar la rodilla es uno de los métodos terapéuticos más novedosos e innovadores que están siendo utilizados actualmente. En el Instituto Ordóñez de Asturias queremos contarte un poco más.

Destacados estudios clínicos confirman la capacidad que tiene una sola intervención con células madre mesenquimales adultas sobre la artrosis de rodilla. Entre otros datos se concluye que este tipo de tratamiento restaura la articulación, aboliendo el dolor en más del 99% de los pacientes tratados (ver aquí el estudio).

Las células madre mesenquimales. (no confundir con las células embrionarias) son capaces de transformarse en cualquier otra célula que forme parte de nuestro organismo (especialización), así como dividirse y multiplicarse para mantener el número de células madre en la reserva (autorrenovación).

Desde hace varios años se ha propuesto el uso de este tipo de células madre en rodilla, gracias a la capacidad que poseen para reemplazar células dañadas o enfermas por nuevas células especializadas. Estas se pueden obtener mediante de la grasa abdominal, el método más sencillo y cómodo para el paciente, para luego preparar los concentrados celulares a ser inyectados en la zona lesionada.

Artrosis de rodilla, la patología más frecuente

Una de las patologías que afecta a esta articulación es la Artrosis. Esta enfermedad se caracteriza por la degeneración del cartílago hialino, un tejido especializado que evita la fricción entre los huesos y permite que una articulación se mueva suave y fluidamente y que, además, facilita el movimiento gracias a la capacidad que tiene para absorber el impacto.

Esta lesión es bastante común en personas mayores y deriva en una pérdida total del cartílago, aunque en su inicio solo está afectado el cartílago, el dolor que acarrea fuerza al paciente a evitar el uso de la rodilla lo que deriva en atrofia muscular y lesiones en los ligamentos y por tanto dolor.

Las soluciones terapéuticas pasan por mediación, fisioterapia, infiltración de fármacos, pudiendo llegar incluso a la intervención quirúrgica en la que los traumatólogos implantan prótesis artificiales.

El uso de las células madre en rodilla ha demostrado ser una de las mejores opciones terapéuticas, no solo para aliviar el dolor sino también para reparar el cartílago, un beneficio que no se obtiene con otro tratamiento. Además, es un proceso menos traumático y costoso, dirigido a acabar con el dolor, mejorar la calidad de vida del paciente y devolverle las ganas de vivir. Sin embargo, ¿es realmente eficiente este tipo de terapia?

Ciencia detrás de la Terapia

En medicina ningún procedimiento es aleatorio, todo tratamiento debe estar debidamente justificado y ser fidedigno, y la terapia de células madre en la rodilla, por complejo que parezca, no es la excepción.

En inicio se realizaron estudios básicos en adultos para comprobar la eficacia de las células madre en la rodilla. El uso de células mesenquimales ha demostrado ser de especial interés en el área biomédica, sobre todo en el campo de la medicina regenenerativa (enlace al post de medicina regenerativa).

Los investigadores han resumido los beneficios de esta terapia en tres puntos fundamentales:

  • Formación de cartílago:

Como mencionamos anteriormente, las células madres mesenquimales aplicadas en la rodilla tienen la capacidad de reponer el tejido perdido. Clave en el caso de la artrosis ya que existe  mucho cartílago degenerado o dañado. Estas células funcionan como recambio reemplazando las que se han perdido o están lesionadas.

Las células madres mesenquimales multipotentes son ideales para este trabajo. Este subtipo de célula madre tiene la capacidad de formar parte de tejidos especializados como el cartílago, o del líquido que se encuentra en su articulación. Colaborando de este modo a ampliar el rango de movimiento y disminuyendo enormemente el dolor.

  • Reducción de la inflamación:

La artrosis no es una enfermedad inflamatoria, como la artritis; sin embargo, también produce procesos inflamatorios que son los principales desencadenantes del dolor (un buen ejemplo sería la inflamación de la cápsula que rodea la articulación).

Este proceso es conocido como sinovitis, puede ser fácilmente controlado por las células madre mesenquimales no solo por su acción de recambio, sino también por la liberación de mediadores antiinflamatorios como pueden ser las citoquinas.

  • Disminución del dolor y progreso:

Sin duda alguna, la razón principal por la cual acuden los pacientes a médicos o fisioterapeutas es el dolor articular. Una de las máximas expresiones de incomodidad y padecimiento. Pocas cosas son tan limitantes como las lesiones en las articulaciones, no sólo por impedir al paciente moverse, sino porque el dolor es de tal magnitud que este prefiere el reposo absoluto lo que puede desencadenar una degeneración generalizada del resto del organismo.

Por otro lado, el dolor no se presenta porque la enfermedad haya alcanzado un punto crítico. Pacientes con diferentes grados de artrosis expresan diversos niveles de dolor. Más bien se debe al deterioro que pueda sufrir la membrana sinovial, esa capa que recubre su articulación. Cuanto mayor es el grado de afección e inflamación sobre la esta membrana sinovial, mayor será el dolor.

Aquí pueden emplearse estas células madre generando agentes antiinflamatorios y promoviendo el recambio celular. De este modo además de aplacar el dolor, también se detiene el progreso de la enfermedad al incorporar células sanas y permitir al paciente abandonar el reposo y reincorporarse a sus actividades cotidianas.

Soporte y Respaldo – ¿La terapia definitiva?

Equipos de investigadores así organizaciones sanitarias internacioles han constatado los efectos positivos de este tratamiento y aprobado su uso. Hoy en día la medicina regenerativa es utilizada en multitud de tratamientos y tejidos empleando distintos subtipos de células madre adultas, e incluso incluyendo otros agentes como el Ácido Hialurónico o factores de crecimiento.

En el caso de la rodilla el grado de efectividad de las células madre puede evitar al 99% la cirugía de implante de prótesis Según un estudio clínico realizado entre 2012 y 2013 con células madre mesenquimales sobre un grupo de más de 503 pacientes candidatos a un implante de prótesis articular por su artrosis de rodilla, el 99% evitaron la intervención quirúrgica gracias a la mejoría experimentada por el tratamiento con células madre mesenquimales.

Sin duda, las células madre mesenquimales en la rodilla pueden ser uno de los mejores tratamientos disponibles para mejorar su dolor articular, devolverle las ganas de vivir y regresar a sus actividades cotidianas.

Lo ideal, en todo caso, es consultar con un especialista y acudir al Instituto Ordóñez para analizar cada caso. Uno de los objetivos del avance científico en medicina es abrir nuevas vías para poder diagnosticar y solucionar problemas más o menos irremediables como la degeneración articular. Por eso debemos dejar de considerar la artrosis de rodilla una enfermedad intratable pues en la actualidad contamos con más soluciones que nunca para intervenir en su reparación, y con ella, en la recuperación de la calidad de vida de nuestros pacientes.

Comentarios

Testimonios

Tras el tratamiento en el Instituto Ordóñez he recuperado mi rodilla

Emil Fuechmann
Emil Fuechmann

Desde la primera visita me sentí comprendido en todos los aspectos

Eduardo Infiesta García
Eduardo Infiesta García

Gracias al tratamiento sigo compitiendo al máximo nivel

Carlos Prieto Marcos
Carlos Prieto Marcos

Gracias al Instituto Ordóñez hago una vida normal libre de dolor

Ana Diego Rapado
Ana Diego Rapado

Tras el tratamiento en el Instituto Ordóñez he recuperado mi rodilla

Javier González Tuñón
Javier González Tuñón

¿Quieres acabar con el dolor?





He leído y acepto la política de privacidad.

 

Información Básica Sobre Protección de Datos:  Responsable: SIMÓN ORDÓÑEZ. Finalidad: Gestionar su solicitud de cita en nuestro centro. Legitimación: Consentimiento del usuario. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: Política de Privacidad