¿Sientes dolor y necesitas alivio? Ponte en contacto con nosotros.

Blog

Medicina Regenerativa

Células mesenquimales. 10 usos prácticos

Células mesenquimales. 10 usos prácticos

Las Células Madre Mesenquimales o MSC (por sus siglas en inglés de Mesenchymal Stem Cells), son un conjunto de células multipotentes e indiferenciadas que tienen la capacidad de transformarse en una gran variedad de tipos celulares entre los cuales se encuentran, principalmente, células del cartílago (condrocitos), del hueso (osteocitos) y de la grasa (adipocitos). En el Instituto Ordóñez de Asturias queremos que conozcas un poco más al respecto.

Fisiológicamente, las MSC participan en una diversidad de procesos biológicos, destacando: la hematopoyesis, la regulación de la respuesta inmune y la reparación tisular.

Usos prácticos de las Células Madre Mesenquimales en medicina regenerativa

En la actualidad, la evidencia que apoya el uso de Células Madre Mesenquimales como tratamiento en medicina regenerativa es cada vez más contundente. A continuación, se enumeran los 10 usos prácticos atribuibles a las Células Madre Mesenquimales:

1. Uso de Células Madre Mesenquimales en lesiones articulares

Situaciones como el ejercicio o las caídas pueden causar lesiones en el sistema articular y, dependiendo de la magnitud, el proceso de recuperación puede ser más o menos complicado.

Las lesiones deportivas son la causa más frecuente de daño articular y la causa más frecuente de visita a traumatólogos y fisioterapeutas.

Normalmente, el cartílago tiene una capacidad de regeneración limitada, por lo tanto, cualquier daño leve suele progresar hacia un desgaste de la superficie articular. Lo anterior incrementa el roce entre los huesos, aumentando la fricción y generando inflamación y dolor de la articulación. Esta situación sostenida en el tiempo conlleva a alteraciones en su estructura y función. Además, cuando la lesión afecta el hueso debajo del cartílago ocurre fibrosis del tejido conectivo y rigidez articular.

En modelos experimentales de lesión de rodilla con afectación del menisco medio, se ha observado que al infiltrar la articulación con Células Madres Mesenquimales, estas colonizan tanto los tejidos blandos como el cartílago articular. De esta forma, ocurre un remodelado óseo positivo de la articulación con restauración de la estructura y funcionalidad.

2.  Uso de Células Madre Mesenquimales en reparación ósea

Los huesos están formados por un tipo de tejido conectivo especializado conocido como tejido óseo. Este tejido está formado por una red de moléculas de colágeno altamente organizadas combinadas con iones calcio. Esta estructura le otorga rigidez y fuerza de tracción para llevar a cabo sus funciones.

El hueso tiene una capacidad de auto reparación bastante efectiva siempre y cuando la naturaleza y extensión del daño no sea de gran magnitud. Estas lesiones pueden deberse a ejercicio, lesión directa por trauma o a defectos metabólicos que condicionan debilidad ósea.

El uso de Células Madre Mesenquimales en reparación ósea es un hecho cada vez más cercano. Diversos estudios muestran que las Células Madre Mesenquimales participan activamente en todas las etapas de reparación ósea, de las cuales, las más importantes son: migración al área afectada, y el mantenimiento de un microambiente adecuado para que las células progenitoras propias del hueso se diferencien y promuevan la regeneración del tejido óseo afectado.

3. Uso de Células Madre Mesenquimales en reparación muscular

Los músculos esqueléticos son esenciales para llevar a cabo una variedad de funciones vitales, entre ellas el movimiento corporal.

Es bien sabido que, ante una lesión, el musculo tiene una gran capacidad de regeneración. Sin embargo, ante lesiones extendidas, esta reparación es inefectiva y conlleva a limitación o pérdida del movimiento por formación de cicatrices de tejido conectivo no contráctiles.

En la actualidad, se ha estudiado el efecto de la implantación de Células Madre Mesenquimales con matrices de biomateriales. Esta combinación les ofrece a las fibras musculares la oportunidad de regenerar el tejido adecuadamente a la vez que promueve la vascularización del musculo. Las Células Madre Mesenquimales actúan produciendo una gran variedad de moléculas entre las cuales destacan proteínas inmunomoduladoras y factores de crecimiento, que, junto con los componentes de las matrices, promueven una reparación tisular más rápida.

4. Uso de Células Madre Mesenquimales en trastornos corneales

La córnea es la estructura ocular encargada de permitir el paso de luz al interior del ojo para que pueda ocurrir la visión. Debido a agentes físicos, como las quemaduras, o químicos, como el contacto con tóxicos, la córnea puede resultar lesionada.

Cuando el proceso de cicatrización es inefectivo, la córnea se torna fibrosa y opaca.  Por ello la luz no ingresa al ojo y este pierde completamente su funcionalidad.

Diversos estudios sugieren que la implantación de Células Madre Mesenquimales en la córnea afectada puede contribuir a regular la respuesta inflamatoria a través de la liberación de moléculas inhibitorias como Interleucina 10, Factor de Crecimiento Transformante Beta (TGFB) y Trombospondina-1. De esta forma, les da oportunidad a las células progenitoras del ojo de restaurar la córnea y evitar la fibrosis del tejido. El resultado, una córnea transparente y completamente funcional.

5.    Uso de Células Madre Mesenquimales en afecciones del sistema nervioso.

El carácter irreversible de la mayoría de los trastornos neurológicos es una de las situaciones que más preocupa a la comunidad científica. Esto se debe a que el tejido nervioso tiene una capacidad bastante limitada de renovación. De ahí, que la mayoría de sus afecciones progresan indudablemente a pérdidas funcionales importantes del cerebro y nervios periféricos.

A pesar de que el mecanismo a través del cual las Células Madre Mesenquimales contribuyen a mejorar las alteraciones del sistema nervioso es aún desconocido, se ha planteado que este efecto podría ser logrado a través de:

  • Diferenciación en células nerviosas con la capacidad de remplazar el tejido afectado
  • Producción de una gama de factores moleculares que directamente estimulan la reparación del sistema nervioso.

Aunque más estudios necesitan ser realizados, las Células Madre Mesenquimales parecen ser el futuro en el tratamiento de trastornos como el Parkinson, Esclerosis Múltiple y Lesión Cerebral directa.

6. Uso de Células Madre Mesenquimales en cicatrización

El proceso de cicatrización es un mecanismo equilibrado que depende de tres fases consecutivas: Inflamación, proliferación y remodelado. Cuando estas no ocurren o se prolongan más de lo debido, el proceso de cicatrización es inefectivo y la herida puede pasar a un estado crónico o simplemente tornarse fibrosa.

Diversos estudios muestran que al implantar Células Madre Mesenquimales en una herida, las mismas participan en cada una de las fases de reparación. En la fase inflamatoria inhiben la producción de moléculas pro-inflamatorias a la vez que producen moléculas anti inflamatorias como Interleucina-10, Interleucina-4 y Factor de Crecimiento Transformante Beta. Durante la fase de proliferación se encargan de reclutar grupos celulares encargados de renovar las estructuras como el tejido conectivo, las arterias y venas. Finalmente, en la fase de remodelado, estimulan a unas células llamadas fibroblastos, a producir colágeno y las demás moléculas que forman la matriz del tejido.

7. Uso de Células Madre Mesenquimales en diabetes mellitus tipo 1

La DMT1 es una enfermedad endocrina caracterizada por la destrucción de las células beta del páncreas, aquellas encargadas de producir la insulina. En el 90% de los casos la destrucción de estas células es mediada por una alteración de la respuesta inmunitaria que ocasiona el reconocimiento de las propias células como extrañas. Las MSC contribuyen a mejorar la DMT1 de dos formas simultaneas: la primera es a través de la renovación de las células beta del páncreas y la segunda a través del control de la reacción autoinmunitaria.

8. Uso de Células Madre Mesenquimales en infarto agudo de miocardio

El infarto agudo de miocardio es el nombre clínico con el que se define a la muerte de las células cardiacas como consecuencia de la alteración en el suministro sanguíneo del corazón. Las MSC se han utilizado en procesos de cardiomioplastía post infarto debido a su habilidad para renovar el tejido cardiaco y a su participación en el proceso de revascularización del órgano.

9. Uso de Células Madre Mesenquimales en artritis reumatoide (RA):

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmunitaria causada por el reconocimiento del colágeno presente en las articulaciones como una molécula extraña. Este reconocimiento, desencadena una reacción inmunitaria sostenida que trae como consecuencia la pérdida estructural y funcional de articulación.

El uso de Células Madre Mesenquimales en Artritis Reumatoide está considerado como una excelente alternativa terapéutica ya que de forma simultánea:

  • Promueve el control de la respuesta inmune, a través de la producción de moléculas antiinflamatorias como Interleucina-10.
  • Promueve la restauración del cartílago articular, a través de su diferenciación a células progenitoras del cartílago.

10. Uso de Células Madre Mesenquimales en trasplante de órganos y tejidos

El trasplante de órganos es el único tratamiento disponible en la actualidad para los casos de pérdida total de la funcionalidad de un órgano. Sin embargo, el rechazo del órgano trasplantado, así como otras consecuencias de la incompatibilidad donante/ receptor siguen limitando su uso abierto en el campo de la medicina.

Aunque aún queda mucho por investigar, el uso de Células Madre Mesenquimales en trasplante de órganos y tejidos ha probado ser un agente inmunoterapéutico bastante prometedor.

Además de las ya descritas propiedades inmunomoduladoras, los estudios preclínicos muestran que las Células Madre Mesenquimales promueven la supervivencia del tejido trasplantado y en muchos casos induce tolerancia periférica para evitar su rechazo.

Conclusiones

El uso de Células Madre Mesenquimales constituye un gran avance para la medicina regenerativa. Hasta la fecha, los resultados más prometedores están relacionados con el sistema musculo-esquelético. Por lo tanto, cada vez es más frecuente que especialistas médicos incluyan su aplicación como tratamiento de rutina en sus consultas.

En este post ofrecimos 10 razones para decirle “SI” a la medicina regenerativa. Consulta a tu médico para los tratamientos disponibles e infórmate si tú patología puede mejorar con los bneneficos de este avances médicos.

Comentarios

Testimonios

Tras el tratamiento en el Instituto Ordóñez he recuperado mi rodilla

Emil Fuechmann
Emil Fuechmann

Desde la primera visita me sentí comprendido en todos los aspectos

Eduardo Infiesta García
Eduardo Infiesta García

Gracias al tratamiento sigo compitiendo al máximo nivel

Carlos Prieto Marcos
Carlos Prieto Marcos

Gracias al Instituto Ordóñez hago una vida normal libre de dolor

Ana Diego Rapado
Ana Diego Rapado

Tras el tratamiento en el Instituto Ordóñez he recuperado mi rodilla

Javier González Tuñón
Javier González Tuñón

¿Quieres acabar con el dolor?





He leído y acepto la política de privacidad.

 

Información Básica Sobre Protección de Datos:  Responsable: SIMÓN ORDÓÑEZ. Finalidad: Gestionar su solicitud de cita en nuestro centro. Legitimación: Consentimiento del usuario. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: Política de Privacidad