¿Sientes dolor y necesitas alivio? Ponte en contacto con nosotros.

Impingement Subacromial

Impingement Subacromial

Síndrome de pinzamiento del hombro

El pinzamiento (impingement) subacromial, también llamado síndrome de pinzamiento del hombro, consiste en el pellizcamiento de los tendones del manguito rotador a nivel del espacio subacromial a causa de una disminución de la longitud del mismo. La manifestación clínica principal es el dolor y la inflamación.

Información clave

¿Qué es?

Compresión de los tendones del manguito rotador a nivel del espacio.

Síntomas

Dolor localizado en la porción lateral del hombro, pérdida funcional de la articulación. Imposibilidad de levantar el hombro por encima de la horizontal

Origen

Estrechamiento del espacio subacromial.

Diagnóstico

Examen físico, ecografía músculo-esquelética, radiografías, resonancia magnética.

Tratamiento

AINES, glucocorticoides, fisioterapia, medicina regenerativa, cirugía artroscópica.

¿Qué es?

Es el atrapamiento y compresión de los tendones del grupo muscular del hombro, conocido como manguito rotador o manguito de los rotadores, debido a una disminución del espacio subacromial por estructuras adyacentes inflamadas u otras causas. Ocasionando así, dolor en la porción lateral y superior del brazo.

A largo plazo, esta lesión del hombro podría provocar dolor cervical, confundiéndose así, con una hernia discal en ese nivel.

El síndrome de pinzamiento del hombro suele cursar con bursitis subacromial (inflamación de la bursa subacromial, que contiene líquido sinovial) y tendinitis propiamente dicha, en los tendones correspondientes a los músculos supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor.

Esta patología representa la causa de entre el 44% y 65% de todos los dolores de hombro.

Síntomas

Dolor del hombro, focalizado en la porción lateral.
Cervicalgia.
Pérdida de capacidad de movimiento articular.

Origen

La compresión o pellizcamiento de los tendones del manguito rotador ocurre por un estrechamiento excesivo del espacio subacromial a causa de crecimiento de osteofitos (crecimiento de protuberancias óseas), inflamación de la bursa subacromial o alteraciones posturales de la espalda (como el aumento de cifosis torácica).

Microtraumatismos (producidos por actividades físicas repetitivas) o macrotraumatismos (por golpes violentos) suelen derivar en inflamación de estas estructuras anatómicas del espacio subacromial y disminuir su longitud, comprimiendo los elementos que contiene (tendones del manguito rotador), cabeza larga del bíceps braquial, ligamento coracoacromial y la cápsula de la articulación glenohumeral).

De todos los tendones del manguito rotador, el más afectado por esta compresión excesiva es el del músculo supraespinoso.

Diagnóstico

Ciertas pruebas específicas como el test de Neer y el test de Hawkins-Kennedy en la exploración física permiten examinar la función articular y encontrar así, el estadio de la lesión.

Es importante destacar que, el síndrome de pinzamiento del hombro debe tener como diagnóstico diferencial hernias discales a nivel de C5, puesto que, el dolor referido por esta lesión se traspone con el de la patología.

La ecografía músculo-esquelética permite evidenciar el estado de las partes blandas (como la bursa subacromial) o tendones, la radiografía ayuda en el descarte de procesos óseos (como los osteofitos o fracturas) y la resonancia sirve para evaluar el estado de los tendones y labrum.

  • GRADO I: Edema y hemorragia, es el más frecuente en pacientes menores de 25 años de edad.
  • GRADO II: Fibrosis irreversible y tendinitis avanzada, en pacientes en edades comprendidas entre 25 y 40 años.
  • GRADO III: Cambios crónicos como la ruptura parcial o total de los tendones, en pacientes mayores de 40 años de edad.

Tratamiento

La elección del tratamiento va a depender del grado de la lesión, las causas de la misma y la edad del paciente.
Los antiinflamatorios no esteroideos y los glucocorticoides son útiles en la reducción del edema y la inflamación.

La medicina regenerativa juega un papel fundamental en la regeneración de los tendones dañados por el “impingement” cuando la lesión se encuentra muy avanzada. Pero si la causa de la disminución del tamaño del espacio subacromial es ósea y los síntomas incapacitan la vida del paciente, se recomienda descompresión quirúrgica y reconstrucción de los tendones dañados con cirugía artroscópica.

Testimonios

¿Quieres acabar con el dolor?





He leído y acepto la política de privacidad.

 

Información Básica Sobre Protección de Datos:  Responsable: SIMÓN ORDÓÑEZ. Finalidad: Gestionar su solicitud de cita en nuestro centro. Legitimación: Consentimiento del usuario. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: Política de Privacidad