¿Sientes dolor y necesitas alivio? Ponte en contacto con nosotros.

Rotura de Ligamentos

Rotura de Ligamentos

La rotura de los ligamentos cruzados y laterales de la rodilla son una urgencia médica frecuente en la práctica deportiva; estos mantienen unidos al fémur con la tibia. Cualquier movimiento violento hacia un lado en específico, podría ocasionar que los ligamentos se rompan parcial o totalmente, de inmediato.

Información clave

¿Qué es?

Es la rotura parcial o total del ligamento.

Síntomas

Dolor intenso, inflamación, edema.

Origen

Elongación extrema y brusca del ligamento.

Diagnóstico

Examen físico, resonancia magnética, artroscopia.

Tratamiento

Rehabilitación, cirugía correctiva.

Origen

Los ligamentos son estructuras anatómicas de cartílago fibroso extremadamente resistente que se insertan entre huesos y les proporciona unión y coordinación al moverse. Son elementos vascularizados e inervados.

Existen ligamentos intraarticulares y extraarticulares. Los ligamentos cruzados de la rodilla son de tipo intraarticular, por ende, cualquier rotura de los mismos originará una inflamación marcada e inmediata de la rodilla, al igual que dolor e incapacidad ante el movimiento.

Los ligamentos laterales de la rodillas son de tipo extraarticular, cualquier rotura de los mismos originará dolor en incapacidad en ciertos movimientos

Recibir un golpe violento desde el lado anterior o lateral de la rodilla, extender excesivamente la articulación o hacer una parada o cambio de dirección brusco al correr podría ocasionar que el ligamento se lesione.

Aunque este tipo de lesiones es más frecuente en hombres, las mujeres tienen mayor riesgo de sufrir una rotura de ligamentos debido a la menor longitud de los mismos y resistencia ante la tracción.

Diagnóstico

La exploración física es útil para determinar el grado de inflamación, de sensibilidad y de movilidad. Generalmente el diagnóstico puede hacerse sin ningún otro método de evaluación, no obstante, estos últimos (como imágenes por resonancia magnética y ecografía) podrían aportar información que optimizaría el tratamiento, como por ejemplo, el punto exacto de la lesión, el grado de daño y el compromiso de estructuras adyacentes.

Tratamiento

El manejo de emergencia de este tipo de lesiones consiste en inmovilización de la articulación  para evitar aumento del daño, de igual forma, es común el uso de hielo y antiinflamatorios para reducir la inflamación y el dolor.

El tiempo de rehabilitación se determinará por el grado de la lesión y debe ser respetado estrictamente.

El manejo quirúrgico de la lesión se recomienda en casos donde la fisioterapia o la medicina regenerativa no logran la reducción de la lesión.

Es importante la prevención de este tipo de lesiones, para ello es esencial el calentamiento de los músculos y los tendones y ligamentos antes de cualquier entrenamiento físico de alto o mediano impacto.

Testimonios

Carlos Prieto Marcos
Carlos Prieto Marcos

Gracias al tratamiento sigo compitiendo al máximo nivel

Eduardo Infiesta García
Eduardo Infiesta García

Desde la primera visita me sentí comprendido en todos los aspectos

¿Quieres acabar con el dolor?