¿Sientes dolor y necesitas alivio? Ponte en contacto con nosotros.

Síndrome de cintilla ileotibial

Síndrome de cintilla ileotibial

Muchos deportistas de alto impacto, como corredores de maratón, ciclistas extremos o levantadores de pesas, pueden llegar a sufrir de síndrome de cintilla iliotibial cuando esta sea sometida a largas tensiones. Tareas cotidianas como cargar mucho peso también puede contribuir a que esta estructura se inflame y genere dolor.

Información clave

¿Qué es?

Es una lesión de la cintilla iliotibial, al lado de la pierna, que produce dolor e incapacidad para caminar.

Síntomas

Dolor en la parte externa del muslo, generalmente, a nivel de la articulación de la rodilla, que aumenta con el movimiento y la palpación. También puede observarse un poco de inflamación de la zona.

Origen

Sobrecargas en la cintilla iliotibial por movimientos bruscos o repetitivos pueden hacer que exista inflamación y dolor.

Diagnóstico

Clínico (examen físico y entrevista médica), radiografías, ecografía, resonancia magnética.

Tratamiento

Fármacos para el dolor y la inflamación, fisioterapia, medicina regenerativa, cirugía.

¿Qué es?

El síndrome de cintilla iliotibial es una patología en la cual, dicha estructura presenta dolor de variable intensidad y algo de inflamación, debido a que fue sometida a grandes y prolongadas tensiones.

La cintilla ileotibial es en realidad, un ancho tendón que conecta el músculo tensor de la fascia lata a nivel de la espina ilíaca anterosuperior hasta el cóndilo lateral de la tibia, en toda la extensión del muslo a la pierna por el lado externo. La función de este sistema es la abducción de la pierna, además de evitar que esta pierda estabilidad mientras caminamos, corremos o saltamos.

Síntomas

Dolor en la porción externa del muslo, generalmente cerca de la rodilla (el dolor también puede sentirse en cualquier punto de la extensión de la cintilla ileotibial, desde las nalgas hasta un poco por debajo de la articulación de la rodilla).
Inflamación y edema en la zona.
Dificultad para mover la pierna en dirección lateral (abducción de la pierna).

Origen

La cintilla ileotibial puede lesionarse durante la realización de muchas actividades físicas de alto impacto, dentro de las que destacan:

  • Caminar largas distancias.
  • Correr
  • Levantar pesas.
  • Ejecutar saltos de manera brusca.

También ocurre que el síndrome de cintilla iliotibial puede tener lugar como una consecuencia de alguna anomalía anatómica como problemas del pie (y de la postura), en hábitos de entrenamiento inadecuados como no hacer un debido calentamiento o sobrepasar por mucho, la capacidad que tiene el cuerpo para levantar peso desde el suelo.

Además de ello, muchos desequilibrios musculares como debilitamiento de los músculos o espasmos, pueden lesionar directa o indirectamente la cintilla iliotibial.

Diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de cintilla iliotibial suele ser de tipo clínico, por medio de una entrevista médica que permita conocer los antecedentes del paciente y en qué circunstancias fue lesionada esta estructura. El examen físico de la extremidad afectada también ayuda al médico a determinar el estado de los músculos, tendones y ligamentos de la pierna.

Si el diagnóstico clínico resultara insuficiente para dictaminar si se trata de un síndrome de cintilla iliotibial o no, pueden realizarse algunas pruebas por imágenes médicas, como radiografía, ecografía o resonancia magnética nuclear (RMN).

Tratamiento

Ante un caso de síndrome de cintilla iliotibial verdadero, el manejo médico inicialmente corresponde a la administración de analgésicos orales o de antiinflamatorios no esteroideos (AINES) combinados con relajantes musculares para reducir los síntomas más frecuentes de la enfermedad (dolor e inflamación) y para que el paciente pueda retomar sus actividades cotidianas.

Otros tratamientos comprenden el reposo de la cintilla iliotibial y la realización de ejercicios de estiramiento y tonificación.

Por lo general, el síndrome de cintilla ileotibial tiene un buen pronóstico, con mejoras progresivas al cabo de unos días o semanas.

Pero si no fuera así y la patología se vuelve crónica, porque no ceden las actividades que la causan la fisioterapia puede tener una solución importante con diferentes terapias.

En casos muy crónicos de varios años de evolución la solución es la medicina regenerativa.

Testimonios

Ana Diego Rapado
Ana Diego Rapado

Gracias al Instituto Ordóñez hago una vida normal libre de dolor

¿Quieres acabar con el dolor?





He leído y acepto la política de privacidad.

 

Información Básica Sobre Protección de Datos:  Responsable: SIMÓN ORDÓÑEZ. Finalidad: Gestionar su solicitud de cita en nuestro centro. Legitimación: Consentimiento del usuario. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: Política de Privacidad