¿Sientes dolor y necesitas alivio? Ponte en contacto con nosotros.

Blog

Medicina Regenerativa

¿Qué son las células madre adultas y qué tipos hay?

¿Qué son las células madre adultas y qué tipos hay?

Las células madre adultas o células madre somáticas son, según la revista Nature una rara población de células indiferenciadas que se encuentran en el cuerpo humano durante la mayoría de la vida postnatal. En el Instituto Ordóñez de Asturias queremos que conozcas un poco más al respecto.

Las células madre adultas se caracterizan por ser capaces de autoregenerarse y dar paso a un limitado número de tipos de células maduras. Su función es, básicamente, reconstruir el tejido en donde residen, manteniendo así la homeostasis celular. Las células madre adultas usualmente están en un estado latente para que al ser activadas, puedan regenerar el tejido dañado.

¿Cuáles son los tipos de células madre adultas que hay?

Aún no está claro por qué no todos los órganos contienen células madre adultas, sin embargo, se han realizado abundantes investigaciones en los diferentes tipos existentes, logrando resultados prometedores para el manejo de ciertas condiciones en el campo de la medicina, farmacología, etc.

Como dijimos antes, estas células no están localizadas en todos los órganos, sin embargo, hay múltiples tipos:

  • Células madre mesenquimatosas. También conocidas como células madre estromales, poseen la capacidad de diferenciarse en una gran variedad de tipos celulares como son los osteocitos (hueso), condrocitos (cartílago), adipocitos (grasa), mastocitos (inflamación), fibroblastos (matriz extracelular), hepatocitos (hígado), etc. Estas células han sido bien investigadas debido a sus numerosas propiedades terapéuticas tales como la modulación de la respuesta innata del sistema inmune o la promoción del tejido de soporte para aplicar por el especialista en terapias de tratamiento de dolor articular.
  • Células madre hematopoyéticas. Estas células dan paso a células sanguíneas mediante un proceso llamado hematopoyesis. Se encuentran en la médula ósea de todos los huesos, especialmente en los huesos largos como el fémur. Estas células madre hematopoyéticas generan dos líneas de células sanguíneas: la mieloide, que incluye a los monocitos, macrófagos, neutrófilos, basófilos, eosinófilos, eritrocitos y los megacariocitos (futuras plaquetas), y la linfoide, que incluye a las células T, B y las NK.
  • Células madre mamarias. Proveen el crecimiento durante el desarrollo de las glándulas mamarias durante la pubertad y el embarazo. Distitnos estudios han demostrado su importante participación en la carcinogénesis de las mamas.
  • Células madre intestinales. Constantemente en división, estas células se localizan en las criptas de Lieberkühn, generando principalmente el tejido más superficial de los intestinos delgado y grueso. Se cree que son probablemente la razón de la mayoría de los cánceres intestinales.
  • Células madre endoteliales. Estas células dan origen a las células que formarán el endotelio vascular de los vasos sanguíneos y linfáticos. Son raras y permanecen en constante investigación.
  • Células madre neuronales. La existencia de estas células se postuló debido a la habilidad que posee el cerebro humano de realizar el proceso de neurogénesis. Este proceso se cree está limitado a la zona subventricular del cerebro y el giro dentado del hipocampo, aunque se ha evidenciado su accionar en otras regiones neurológicas, promoviendo su investigación a beneficio de patologías como la isquemia cerebral. Estas células pueden diferenciarse en neuronas o neuroglias.
  • Células madre olfatorias. Involucradas en el sentido del olfato, se ha evidenciado que estas poseen la capacidad de diferenciarse en múltiples tipos celulares, pudiendo tener diversos usos terapéuticos en la medicina actual. Conocidas por su gran resistencia, pueden ser obtenidas sin problemas incluso de pacientes ancianos.
  • Células madre de la cresta neural. Estas han sido localizadas en una gran cantidad de tejidos incluyendo al cardíaco, cuero cabelludo, tracto gastrointestinal, ganglios simpáticos y nervio ciático. Pueden dar paso a neuronas, células de Schwann (productoras de mielina), miofibroblastos (soporte muscular), condrocitos (cartílago) y melanocitos (color de piel).
  • Células madre germinales. Relacionadas al proceso de la espermatogénesis, estas han sido localizadas en tejido testicular humano

El beneficio de las células madre adultas en la salud.

Desde hace muchos años, los investigadores y expertos en la materia han tratado de entender por qué algunos tejidos del cuerpo humano son capaces de regenerarse, mientras que otros no, y más aún, usar esa capacidad regenerativa para tratar dolencias y desórdenes médicos que afectan millones de personas a nivel mundial. Afortunadamente, tras muchos años de arduo trabajo, las tan esperadas respuestas podrían estar en las células madre adultas.

Los usos terapéuticos de las células madre adultas son tan prometedores como interesantes. Aunque ciertos investigadores limitan su uso a determinadas áreas dentro de la medicina, muchos otros  insisten en su gran capacidad de adaptación y su poder de diferenciarse en tipos celulares más allá de los estudiados actualmente mejorando el tratamiento de ciertas patologías neurodegenerativas, hematológicas, cardíacas, gastrointestinales, traumatológicas, reumáticas.

Células madre adultas conclusiones

Gran parte del estado de salud de los seres humanos depende de la capacidad que tiene el organismo de defenderse, prevenir y curar sus propias afecciones. Cuando las células enferman y mueren son reemplazadas, en la mayoría de las ocasiones, por otras nuevas, promoviendo el buen funcionamiento de los órganos y sistemas. Este proceso curativo se realiza diariamente de manera silente y automática gracias a la diferenciación de las células madre adultas.

Debido a su relativo reciente descubrimiento y a las investigaciones en curso todo indica a que en un futuro tendrán una aplicación en múltiples patologías y campos científicos.

Sin embargo, es preciso insistir en la promoción se su estudio para llegar a conocer la totalidad de su comportamiento pues el beneficio potencial de sus aplicaciones terapéuticas es enorme.

En Instituto Ordóñez empleamos de células madre mesenquimales adultas como parte de nuestros tratamientos de medicina regenerativa pues además de producirse una mejora en de las áreas dañadas los pacientes que refieren dolor crónico e incapacitante y que es causa frecuente frustración o disminución de las ganas de vivir se reduce a niveles casi imperceptibles.

Comentarios

Testimonios

Tras el tratamiento en el Instituto Ordóñez he recuperado mi rodilla

Emil Fuechmann
Emil Fuechmann

Desde la primera visita me sentí comprendido en todos los aspectos

Eduardo Infiesta García
Eduardo Infiesta García

Gracias al tratamiento sigo compitiendo al máximo nivel

Carlos Prieto Marcos
Carlos Prieto Marcos

Gracias al Instituto Ordóñez hago una vida normal libre de dolor

Ana Diego Rapado
Ana Diego Rapado

Tras el tratamiento en el Instituto Ordóñez he recuperado mi rodilla

Javier González Tuñón
Javier González Tuñón

¿Quieres acabar con el dolor?





He leído y acepto la política de privacidad.

 

Información Básica Sobre Protección de Datos:  Responsable: SIMÓN ORDÓÑEZ. Finalidad: Gestionar su solicitud de cita en nuestro centro. Legitimación: Consentimiento del usuario. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: Política de Privacidad