¿Sientes dolor y necesitas alivio? Ponte en contacto con nosotros.

Diatermia

Diatermia

La radiofrecuencia (diatermia) es un tratamiento terapéutico físico que se aplica para mejorar las condiciones histológicas de los tejidos, haciéndola más firme y promoviendo la cicatrización.

Ventajas y beneficios

Aumento de la oxigenación de los tejidos gracias al aumento del flujo de sangre hacia las células.
Aceleramiento del proceso de cicatrización en caso de heridas traumáticas o post quirúrgicas.
Eliminación de la acumulación de agua y grasa, que suele originar edemas e hinchazones en los tejidos.
Mejoramiento de la calidad de las fibras de colágeno y elastina, encargadas de mantener la firmeza de la piel.
Aumento de la microcirculación de la sangre en los tejidos, por vasodilatación local y también del drenaje de la linfa proveniente de las capas más externas de los tejidos cómo tendones músculos y ligamentos.

Definición

La diatermia es una técnica terapéutica que se enfoca en la regeneración de las capas más superficiales de la piel por medio de ondas de radiofrecuencia (las mismas de las señales de radio y TV) pero más débiles. Esta práctica actúa promoviendo la proliferación de nuevas células, la síntesis de más y mejores proteínas fibrilares (como el colágeno y la elastina) y el favorecimiento de la irrigación sanguínea para nutrir a esas neo células.

Este procedimiento viene desarrollándose y perfeccionándose desde hace un par de décadas y ha ido mostrando grandes resultados en unas pocas sesiones de aplicación; casi cualquier individuo es candidato a recibir el tratamiento excepto en pacientes cardiópatas con marcapasos, fiebre, durante el embarazo, en sesiones de quimioterapia contra el cáncer, hipertensión arterial o diabetes.

¿Para qué la empleamos en Instituto Ordóñez?

Este tratamiento es indicado para estimular la proliferación de células nuevas en los tejidos y favorecer la creación de nuevas y más fuertes fibras de colágenos y elastina, que mantienen la firmeza de los tendones que, se pierde con los años y malos hábitos de salud.

¿Por qué funciona?

La radiofrecuencia promueve cambios positivos en los tejidos gracias a que por una vía indirecta, calienta la piel a una temperatura ideal de 41° centígrados y de esta forma causa vasodilatación, que a su vez, origina un notable aumento del riego sanguíneo a las capas más periféricas y por ende, menos nutridas. Ese aumento en la temperatura ocasiona además, contracción de las fibras de colágeno e incremento de la síntesis de las mismas (útil en procesos de cicatrización dificultosos).

¿Quieres acabar con el dolor?